Historia

 Aunque los primeros vestigios de El Machistreque aún se conservan nos remontan a la Época de dominio árabe en Valencia, es en 1442 cuando Doña María de Castilla, esposa del rey Alfonso V, donó a la Catedral de Valencia, la Alquería y su ermita.El esplendor y mayor desarrollo de la Alquería tiene lugar entre los siglos XVII y XVIII, coincidiendo con la edad de oro de la artesanía azulejera y de la huerta. En ese momento la dinastía eclesiástica judicial, propietaria de la Alquería, acomete distintas remodelaciones, alcanzando sus dimensiones actuales y configurando uno de los más bellos ejemplares de este tipo de edificaciones.En el siglo XIX la Alquería pasa a los antepasados de la familia Vargas, que aún la conservan manteniendo todo su encanto y singularidad, abriendo las puertas de una parte de la historia de la Huerta Valenciana, nuestra huerta.